Chica en biblioteca




Reader Interactions

Después de todo un padre militar tiene sus mañas. Corté la cuerda y me moví suavemente. Llegué a su lado y arranqué la llave de su cuello por fortuna no despertó. Corrí hacia la puerta, abrí e intenté cerrar una ventana y entraba la luz. Todavía recuerdo lo que pasó aquel día pero es mejor dejarlo así.

Chica Biblioteca - Banco de vídeos libres de derechos - iStock

Como lo que fue, una simple y complicada pesadilla. A continuación, los tres cuentos seleccionados:. Fui corriendo a mi cuarto, cogí dinero, un abrigo y, por supuesto mis zapatillas.

The Library

En la calle hacía mucho frío. A mitad de camino empezó a llover, se empezaron a escuchar truenos y a verse los rayos. Seguí caminando. Me entró mucho miedo y salí corriendo de inmediato. Me levanté y seguí corriendo como pude, había aterrizado con la rodilla. Con un miedo terrible en todo el cuerpo entré en el hostal y me metí en una habitación. Fui al baño, me limpié la herida y cerré la puerta con llave, también las ventanas, corrí las cortinas y traté de dormir.

¿Eres chico o chica?

Cuando me desperté me vi en mi cama, en mi cuarto, en mi casa y como una loca fui a preguntarle a mi madre qué había pasado. Resulta que todo era un sueño y nunca salí de casa. Me había quedado dormida después de aquella idea, justo antes de salir, cuando cogí el dinero. Todavía me invade el terror al recordar aquel 31 de octubre. Iba a ser la mejor noche de todas. Allí había mucha oscuridad.

Etiqueta: biblioteca

Sin duda era el lugar ideal para celebrar una fiesta aterradora. Me reuní con mi grupo de amigos. Aitana estaba disfrazada de bruja. Tras un rato charlando con ellos, fui al baño a retocarme. Para llegar, tenía que pasar por un pasillo largo y oscuro. De repente, empecé a escuchar una voz que decía mi nombre. Suspiré aliviada al darme cuenta de que se trataba de Luisa. Comenzó a reírse y a continuación salió corriendo. Al día siguiente felicité a Luisa por su broma.

Extrañada me dijo que no había podido ir a la fiesta. Era de día, pero al mirar por su ventana dentro parecía de noche. Sin saber por qué entré y, al hacerlo, la puerta se cerró de golpe.


  1. contactos mujeres marruecos!
  2. mujeres puerto santa maria.
  3. conocer gente para casarse?
  4. biblioteca videos - avudegoruz.gq.
  5. citas por internet para cambio de placas!
  6. Productos Relacionados.

No veía nada. Por suerte llevaba en mi bolsillo derecho un aparato indispensable, la pequeña linterna que me había regalado hacía unos años mi abuelo.

Menú de navegación

La encendí y logré ver los viejos y polvorientos muebles que demostraban que la casa llevaba deshabitada por mucho tiempo. Curiosa, recorrí la casa observando las maravillas que encerraban sus obras de arte. La noche anterior tuvo que correr a un lado a otro limpiando los baños, los camarines y las gradas una vez que el partido finalizó. Gill le había advertido que si ganaban los Black Ice el equipo local quedaría un gran desorden, ya que la multitud celebraba eufóricamente cada victoria, lanzando por todos lados comida y refrescos.

Biblioteca Nacional de la República Checa

Tomó su antiguo y golpeado celular para entrar en a Facebook, eso le hizo recordar que debía recargarlo o se quedaría sin saldo y sin internet. Por suerte Mark le había dado un pago adelantado para que comprara un par de vaqueros y zapatillas cómodas para el trabajo. Pero antes de entrar a la red social, visualizó dos mensajes nuevos en su buzón, abrió el primero. Esto causara repercusiones, cumple tus desafíos o esto empeorara.

Suerte y recuerdas las reglas Nastia. La misma acción la había repetido en las habitaciones, el baño y la pequeña sala de estar. Su madre era descuidada, cuando estaba en casa se la llevaba viendo televisión encerrada en su cuarto junto con Anton, las veces que este no tenía que trabajar. Estar sola no era tan malo como lo pensaba, sin migajas de comida o gotas de cerveza por todas partes hacían que la casa luciera muy bien, a pesar de ser pequeña y arcaica.

Miró el reloj colgado sobre la nevera que marcaba las El tiempo pasó muy deprisa y estuvo meditando toda la mañana en si ir en busca de aquel empleo que vio el día anterior en la secundaria. Estaba consiente que su madre no volvería en unas semanas y que tampoco enviaría dinero para su alimentación o gastos. Se deja guiar en una conversación abierta, con humor y coqueteo poco agresivo pero clamoroso. Un toque de ingenuidad en la conversación que sinceramente echaba de menos.

Nos estamos gustando. Con ese gratificante premio, me recuerdo que tengo que aprobar sí o sí. Ha sido un buen descanso y una forma de recordarme quién soy.

Hagamos un gran esfuerzo en concentrarnos. Nada de recordar lo que ha pasado ni en si nos estamos gustando. Vuelvo a mi silla sonriente. Pero bueno, hoy ya me puedo recordar a mi mismo con una sonrisa…. Jajajajaj, muy bueno Luis, en la universidad es difícil resistirse. Yo estoy ahora mismo haciendo un descanso. Es inadmisible verlas con esos pantaloncitos tan veraniegos y no decirles nada. Me acaba de decir el de seguridad que si consigo concentrarme aquí tras el paso de unas exuberantes piernas, difícil….

Muy bueno Luis, me llamo mucho la atencion el titulo del post porque estoy en la biblioteca en la universidad donde estudio y tambien estoy descansando, espero que algun dia entre alguna tia guapa y ver que sucede. Te mando un calido abraso. Cortesía nuestra. Ella sonríe algo ruborizada. The following two tabs change content below.

chica en biblioteca Chica en biblioteca
chica en biblioteca Chica en biblioteca
chica en biblioteca Chica en biblioteca
chica en biblioteca Chica en biblioteca
chica en biblioteca Chica en biblioteca
chica en biblioteca Chica en biblioteca
chica en biblioteca Chica en biblioteca
chica en biblioteca Chica en biblioteca
Chica en biblioteca

Related chica en biblioteca



Copyright 2019 - All Right Reserved